Mi viaje Creativo - Buenos Aires - El gran cambio - parte 2 de 3




(Continúa de "Mi viaje Creativo - Buenos Aires - El gran cambio - parte 1 de 3")

Mi voz interior me decía que estaba necesitando un cambio y fue muy desalentador dejar mi anterior vida, muy duro. Sufrí el apego y costó soltarse. Costó dejar atrás todo eso y empezar de nuevo. Y sigue costando, no voy a negarlo. Aún hoy me siento dividida en dos. Cuando voy a Galicia soy de una forma (actúo) y cuando estoy acá soy de otra. Me gustaría poder ser la misma en ambos lugares, pero descubrí con el tiempo y la experiencia que no fuciona. Así que tuve que adaptarme.
Pero en ese proceso de adaptación, me dediqué más a ser como los demás y a tratar de gustarles en lugar de enocntarme a mi nueva yo acá. De tanto querer adaptarme, me perdí. Entré en crisis y volví a mis raíces para recordar quien soy.

En ese momento cayó en mis manos el libro de Paulo Coelho, "El peregrino". Lo súper recomiendo, es una guía espiritual muy poderosa y me cambió la vida. 

En esa vuelta a mis raíces, descubrí a mi yo interno, descubrí mi luz de nuevo. Todavía podía brillar a pesar de la crisis. Tan sólo tenía que dedicarme a nutrirme de cosas que me hacen bien y dejar ir aquellas que me hacen mal. Decidí volver a Argentina por una serie de aocontecimientos que sucedieron y puse en práctica todo lo que había descubierto en ese camino hacia mi esencia. 



Conocí a Flora Bowley, la descubrí mientras estaba buscando la forma de saciar mi sed de pintura, de querer volver a expresarme. Volvía a tener impulsos de querer pintar de nuevo y querer estar otra vez en el camino del arte.

Así que tomé clases con ella y me compré su libro, para volver a ser valiente y a atreverme a ser quien soy, a pintar como me apetece y a vivir la vida a mi manera por más que esté en un lugar en el que creo  que no encajo. 

Ya no me interesa ser aceptada, ya no estoy pendiente de gustar, de caerle bien a la gente, de buscar a quien pueda ser mi mejor amiga... entendí que la mejor amiga que puedo tener soy yo misma, así que volví a convertirme en un ser solitario pero sociable cuando estaba con gente. Esto es tan así que en 6 meses que estuve en Galicia (en mi época de crisis) conocí y entablé una buena relación de amistad con mñas personas que acá en la Argentina en 5 años. 

Así que a la vuelta, cambié de parecer y, gracias a Flora y a mi impulso interno, me concentré en volver a hacerme amiga mía en este lugar. Encontré mi refugio de paz en la pintura, en Yoga, en hacer ejercicio físico, en la música, en la lectura y en la escritura. A solas conmigo y para mi. 

Así que, actualmente, en ello estamos, creando, pintando, enseñando y aprendiendo de forma continua. Conociendo gente linda que se suma a este proyecto y compartiendo.

Amo esta etapa en la que me conozco a mi misma y encuentro mi mejor versión en cada paso y en cada acción que emprendo. Amo esta soledad reparadora y nutritiva y puedo dar lo mejor de mi a los demás, a quien quiera descubrir su luz. 

Y amo el arte como disciplina reparadora del alma. El poder que tiene para mejorarse y superarse a sí mismo es increíble pero efectivo. Y eso se logra llevando una vida creativa. 

(Continúa en la parte 3 de 3 próximamente)

Gracias por leerme y por formar parte de este proyecto creativo.
 

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.ericatfresco.blogspot.com.

No hay comentarios :